Saltear al contenido principal

El mercado laboral está cambiando a un ritmo de vértigo. Las nuevas generaciones exigen contar con diferentes alternativas que les permitan conciliar de forma óptima su vida profesional y personal. Para ellos resultan especialmente importante ser parte activa de la compañía para la que trabajan. Así ha surgido el concepto Employee Experience (Experiencia de Empleado). Un término que supone un cambio paradigma laboral.

Índice de contenidos 

  • Cambio paradigma laboral: qué es el employee experience
  • Employee experience: objetivos
    • Cambio paradigma laboral
    • Escucha activa
    • Engagement
    • Cultura
    • Experiencia
  • Diseñar la employee experience paso a paso
    • 1. Conocer el talento
    • 2. Definir el valor
    • 3. Implementar la experiencia
    • 4. Medir los resultados:

CAMBIO PARADIGMA LABORAL: QUÉ ES EL EMPLOYEE EXPERIENCE

Las empresas siempre han puesto a los clientes como eje central de su actividad. No obstante, con el paso de los años las compañías se han percatado de que cuidar a sus empleados supone que ellos mismos se encargarán de cuidar a los clientes. Por lo tanto, ambas piezas son igual de importantes.

El Employee Experience se define como experiencia de empleado, la cual engloba todas las fases desde el proceso de reclutamiento hasta la interacción con la compañía como parte de ella. No se trata única y exclusivamente de RRHH, sino de todos los ámbitos con los que el empleado tendrá contacto tanto directo como indirecto.

Se trata de la experiencia que vive a diario el empleado en su puesto de trabajo, sin ningún tipo de compromiso con la empresa en cuestión. Si dicha experiencia es positiva, el trabajador será más productivo y creativo. Además, su compromiso con la compañía aumentará de forma notable.

Más allá de la propia felicidad y satisfacción de los trabajadores, cuidar la Employee Experience supone una reducción de las bajas laborales y el absentismo. Por supuesto, la rotación del personal disminuye considerablemente.

Jacob Morgan Keynote – The Future of Work and Employee Experience: https://youtu.be/jeC7oxjcbVo

EMPLOYEE EXPERIENCE: OBJETIVOS

Cuando una determinada compañía diseña una estrategia para crear la mejor Experiencia de Empleado, lo primero y más importante es determinar los objetivos. Dichos objetivos deben ser realistas, alcanzables y medibles. Este último aspecto es muy importante porque de lo contrario la compañía no podrá observar el éxito de las medidas adoptadas.

CAMBIO PARADIGMA LABORAL

Uno de los principales objetivos a perseguir tiene que ver con el cambio paradigma laboral. El capital humano pasa a ser el activo más valioso de las empresas, lo cual supone una transformación del departamento de Recursos Humanos. Todas las fases de la cadena de valor deben ir dirigidas a las personas.

ESCUCHA ACTIVA

Los empleados desean sentirse parte activa de la empresa para la que trabajan. Es por ello que resulta fundamental escuchar sus ideas y propuestas. Para ello, se pueden establecer diferentes estrategias y acciones en el largo y corto plazo: reunión de brainstorming, buzón de sugerencias interno, etc.

ENGAGEMENT

Otro de los objetivos del Employee Experience pasa por mejorar el engagement de los trabajadores, de modo que estos adquieran un mayor y mejor compromiso con la empresa.

CULTURA

Por supuesto, construir una cultura de compañía fuerte y consolidada para así atraer y retener el talento. Este es un aspecto fundamental para reducir los costes que supone la captación de profesionales cualificados en el mercado actual.

EXPERIENCIA

Por último, hay que definir la experiencia de los empleados tomando como base las situaciones clave.

 

DISEÑAR LA EMPLOYEE EXPERIENCE PASO A PASO

El Employee Experience no es algo estático, sino dinámico. No se trata de una experiencia que pasa en un determinado momento, sino que es una constante que debe mantenerse durante toda la vida laboral de cada empleado dentro de la empresa. Es importante tener en cuenta que cada persona puede vivir la experiencia de forma muy diferente. En cualquier caso, la implementación busca que la empresa tenga un ambiente agradable, en el que los trabajadores sean más felices y productivos.

  1. CONOCER EL TALENTO

Lo primero y más importante es conocer el talento. Del mismo modo que hay que conocer a los clientes para diseñar un producto y/o servicio adecuado a sus necesidades, es fundamental conocer a los empleados y medir su experiencia. Más allá del ámbito puramente profesional, es importante conocer cuál es su personalidad, motivación, frustración, etc.

  1. DEFINIR EL VALOR

A continuación hay que realizar una propuesta de valor al talento, destacando los beneficios que supone trabajar para la empresa: compensación, crecimiento, organización, trabajo y personas.

  1. IMPLEMENTAR LA EXPERIENCIA

Una vez definida la propuesta de valor, es el momento de crear la Experiencia de Empleado. Para su implementación, en primer lugar hay que definir las acciones a realizar en el corto plazo. Para verificar el cumplimiento de los objetivos, es conveniente asignar a una persona responsable.

  1. MEDIR LOS RESULTADOS:

Una vez implementada la experiencia, es vital medir los resultados de las acciones.

Este es un gran cambio paradigma laboral. En pleno Siglo XXI, en el que las máquinas y los dispositivos lo controlan absolutamente todo, las personas pasan a ser la parte más importante de las empresas. Los empleados felices tienen mayor compromiso, y son más productivos y creativos. Y esto es algo fundamental.

Inscríbete a la newsletter

Inspiración, tendencias y opinión para profesionales de la tecnología

He leído y acepto el Aviso legal.


Volver arriba